Reformas integrales, reformas de cocinas, reformas de baños, tienda de reforma
91 293 53 90 -- info@reformax.es

Reforma cocina sin obras

 Reforma cocina sin obras

Cocina sin obras – Madrid .Reforma la cocina sin obras, Reformar una cocina sin hacer obra. Renueva tu cocina sin obra.

Cuando pensamos en reforma, nos viene a la cabeza una docena de obreros por todos los rincones de nuestro piso, ensuciando, rompiendo paredes y quebrando azulejos. Polvo, suciedad, montañas de escombros son coadyuvantes de esta escena de película de terror.

Si estas aplazando la reforma de la cocina por el miedo a las molestias que una obra puede ocasionar, te interesará saber que es posible resolver la mayoría de los inconvenientes de una cocina antigua sin necesidad de romper nada. Puedes reformar la cocina sin obras.

Reforma cocina sin obras

Reforma cocina sin obras

Este tipo de reforma sin obra es indicada para cocinas obsoletas, pero que mantienen sus tuberías, sistema de circulación de agua y demás funcionando perfectamente. La reforma sin obra será estética, mejorando significativamente la apariencia de tu cocina en un espacio corto de tiempo.

Los azulejos viejos son la peor pesadilla en una cocina. Los diseños y colores poco discretos muy utilizados en la decoración de cocina en la década pasada pueden ser sustituidos por nuevos azulejos, simplemente instalado una pieza sobre la otra. Este método es posible, desde que tus azulejos actuales estén bien adheridos a la pared, en este caso, podrás proceder la instalación de nuevos azulejos por encima de los viejos sin ninguna obra.

Lo único que será necesario es una limpieza completa para retirada de las grasas en el revestimiento, un pegamento especial para revestimientos de cerámica y nuevos azulejos.

En el suelo podrás elegir tarimas flotantes que también pueden ser instaladas sobre cualquier tipo de pavimento, desde que el suelo esté bien nivelado. Podrás cambiar el antiguo suelo de tu cocina, por uno nuevo, moderno y más fácil de limpiar. Las tarimas flotantes son pegadas literalmente al suelo, sin clavos y sin obras.

Reforma cocina sin obras

Reforma cocina sin obras

Cuanto al mobiliario siempre tienes la opción de reciclar antes de cambiar por muebles nuevos. Lo primero es proceder una limpieza profunda, quitando las puertas y desmontando cajones para higienizar profundamente. Las piezas de metal deberán ser sumergidos en agua y jabón. Las puertas y cajones deberán ser limpias con una esponja suave y un producto especial para madera.

Posteriormente a la limpieza, podrás rehabilitar completamente los muebles de la cocina, dando un aspecto de nuevo a todo el mobiliario. Es un proceso algo laborioso, pero el resultado hace toda la diferencia. Lija toda la superficie de la madera con el objetivo de retirar restos de suciedad, barniz o tinta. Si los muebles tienen rayas, arañazos o grietas, aplica una cera de madera de misma tonalidad para rellenar estos huecos y conseguir una cara completamente lisa.

El próximo paso dependerá del resultado que buscas; puedes pasar simplemente una capa de barniz para dar brillo a la madera restaurada, así como puedes dar un toque contemporáneo y divertido pintando las puertas con el color que más te guste. Un truco es elegir un color que aparezca en los azulejos y pintar las puertas de tus muebles de cocina de este mismo color. Si en tu azulejo aparecen flores amarillas, verdes y rojas, pinta tus armarios con un tono de verde que te guste. El resultado es sorprendente.

Pide presupuesto para cocina sin obras

Ganar amplitud en una cocina sin obras

Siempre estamos a vueltas con los metros cuadrados, parece que nunca estamos satisfechos con los metros que tiene nuestra casa y estamos planteándonos constantemente cómo ganar algún nuevo espacio o cómo aprovechar mejor el que tenemos. Esta preocupación se repite en toda la casa y la cocina no podía ser menos. Hoy os propongo algunos sencillos trucos que os servirán para ampliar la cocina sin tener que tirar tabiques y sin cambiar de casa:

  • En primer lugar, elegid unos muebles claros para decorarla. El blanco será tu mejor aliado pero también podéis optar por maderas claras o los colores suaves.
  • Como sé que no siempre es posible renovar los muebles, intentad al menos cambiar las partes que más agobian. Una encimera de color clara hará milagros y siempre que sea posible, cambiad las puertas de madera por cristales. Una vitrina agobia menos a la vista que una puerta maciza.

    Reforma cocina sin obras

    Reforma cocina sin obras

  • Siempre que sea posible, apostad por las baldas. Si las puertas agobian, la solución más sencilla es cambiar los muebles por baldas que dejarán más espacio visual libre. El problema es el que nos encontramos siempre, asociado a la grasa que genera la propia cocina.
  • Trabajad con la iluminación. Si lo hacéis con el resto de las habitaciones de la casa, ¿por qué va a ser menos la cocina? Elegid una luz clara para la zona de trabajo donde cocináis (servirá un fluorescente) pero no olvidéis el resto de la habitación. Los halógenos serán vuestros mejores aliados. Probad a poner uno en la zona de la nevera, alguna luz directa sobre el fuego… observad la estancia y comprobad sus posibilidades. Si tenéis módulos flotantes, poned también luces bajo ellos para ganar luminosidad en la encimera.
  • Utilizad una mesa más pequeña, de preferencia que sea plegable y unas sillas ligeras que puedan estar recogidas mientras no se usen.
  • Reducid los objetos meramente decorativos, para que la cocina mientras no se use parezca más ordenada y despejada. Los fruteros decorativos llenos de frutas de plástico pueden parecer una buena idea pero no olvides que ocupan un espacio visual.

Por supuesto, ya sabemos que las cocinas con barra americana parecen más grandes, y unos azulejos claros mejoran también la amplitud visual. Como siempre, apostad por estas soluciones en caso de que queráis hacer obras porque serán las soluciones que mejor funcionan. En caso de que no tengáis presupuesto para meteros en albañiles, probad con nuestros consejos y contadnos cómo queda.