Pavés para decorar

Este cristal es muy sólido y resistente. Está formado por dos paredes de vidrio y una cámara interior, estanca, algo que también ofrece un buen aislamiento acústico y térmico. Soporta adecuadamente temperaturas elevadas y permite jugar con la luz gracias a que la deja pasar totalmente y, por eso, te ayudará a crear estancias muy luminosas. Los puedes encontrar en varios colores y eso lo hace muy versátil decorativamente hablando.

Un lugar donde habitualmente puedes encontrar y donde podrás colocar este cristal es en el cuarto de baño. Y es que pueden convertirse en una decorativa mampara de ducha ya que son seguros y al aportar esa luminosidad que te comento harán que esta estancia, por lo general pequeña y con poca o ninguna luz natural, sea más luminosa y con mayor sensación de amplitud. Se limpian con facilidad y son más higiénicos.

Asimismo, es posible utilizar este cristal para decorar la entrada de la vivienda, la cocina, en una galería o terraza para que no entren tantos ruidos del exterior debido al aislamiento acústico que proporciona, en una barra o muro bajo en el salón, para separar distintos ambientes en una casa diáfana,

Por último, podemos utilizar los bloques de vidrio como separadores de ambiente, simplemente para evitar crear un muro o una puerta o aumentar la percepción de nuestra casa simplemente creando distintos ambientes. Lo bueno de este material es que es muy sencillo de colocar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top