Tendencias que marcaran la diferencia en 2020

Los vidrios esmerilados o mate tendrán una fuerte presencia en elementos de iluminación. Pudiendo ser divisores del espacio como puertas correderas o para el baño. Una tendencia que hasta hace poco se consideraba obsoleta y de mal gusto se transforma para reinventarse y ser un elemento clave para soluciones decorativas, de iluminación y puertas. 

La época en que todo el suelo, paredes, etc tenían un único acabado ya es historia, lo que se lleva ahora es mezclar. Los pavimentos de cemento se combinan con dibujos de baldosas hidráulicas o cerámica de imitación parquet. Las paredes se vuelven divertidas con grafismos acentuados que rompen la homogeneidad de las superficies lisas. El color no llega únicamente de la mano de los textiles y complementos, sino que el mobiliario se viste con colores intensos que aportan personalidad a la estancia. Los tonos neutros no pasarán de moda, pero es bueno aprender a arriesgarse.

Detalles cromados, acabados brillantes, elementos holográficos y de neón. Los 80s volvieron para quedarse. Pequeños detalles que nos transportan a esa época dorada del diseño que se presentan tanto en piezas de mobiliario como en lámparas y revestimientos, reinterpretando este estilo al fusionarlo con las líneas contemporáneas de hoy en día. 

Atrás quedaron los diseños escandinavos llenos de blanco y tonos neutros. Para el 2020, se esperan diseños y composiciones atrevidas que utilicen tonos oscuros y profundos tanto para mobiliario como para paredes y revestimientos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top